Ambientalistas denuncian falta de información tras el derrame de cianuro en San Juan

La rotura de un caño en la mina Veladero, cerca de la localidad de Jáchal, generó alarma entre pobladores. Especialistas aseguran que los datos son monopolizados por la empresa y la gobernación. Por qué se usa cianuro

La información comenzó a circular ayer por Whatsapp entre los pobladores de la localidad sanjuanina de Jáchal:empleados de la empresa Barrick Gold alertaron a sus familiares por un derrame de cianuro en la cuenca del río Jáchal producido por la rotura de una cañería en la mina Veladero, ubicada en la Cordillera de los Andes a 350 kilómetros de la ciudad de San Juan, y rápidamente el pánico se apoderó de los vecinos, que se dirigieron hacia la municipalidad para exigir la presencia del intendente.
El cianuro se utiliza en la industria minera para diluir los metales preciosos después de triturar la roca y molerla -de la misma manera que la sal se diluye en el agua-: debido a su naturaleza venenosa y altamente contaminante, el proceso es muy controvertido y su uso está prohibido en varios países y provincias de la Argentina.
El derrame se terminó confirmando casi un día después y, ante el estado de convulsión, el gobierno provincial dispuso monitoreos al agua para medir el grado de contaminación -si hubiera-, mientras que la minera reconoció, casi 24 horas después de producido, “un incidente derivado de la rotura de una cañería que conduce solución cianurada”. Para Barrick, el peligro de contaminación respondía a “versiones infundadas”, y “no hubo contaminación”.

Felipe Saavedra, Ministro de Minería de la provincia de San Juan.
TANTO LA EMPRESA COMO EL GOBIERNO DE SAN JUAN PROMOCIONAN LA ACTIVIDAD MINERA, POR LO QUE LOS AMBIENTALISTAS DESCONFÍAN DE LA INFORMACIÓN QUE PROVEEN
Sin embargo, en diálogo con Infobae, Domingo Jofré, de la Asamblea Jáchal No Se Toca, explicó que si bien las autoridades del Ministerio de Salud y la empresa tomaron muestras de agua de la planta potabilizadora y del acueducto que surte a la planta -los resultados estarían mañana-, desde la asamblea mandaron a analizar muestras a un instituto de Mendoza, porque les genera mayor confianza que los encargados por la empresa y el gobierno provincial. Además, los efectos del derrame sobre el ambiente pueden llegar a tardar en manifestarse. “Queda muy en claro lo que algunos decíamos: no era viable realizar este tipo de maniobras en una zona sísmica y con condiciones climáticas extremas”, concluyó.
Saúl Zeballos, vecino de Jáchal que inició años atrás una demanda ante la Corte Suprema por el emprendimiento, se mostró molesto por la demora en la información por parte de la empresa. En diálogo con FM Cosmos, dijo que “lo que molesta y lo que sigue molestando es que nos siguen ninguneando”. “Si era un problema que a las 2 de la tarde ya lo tenían solucionado, nos tendrían que haber comunicado desde el gobierno provincial, y no nos hacíamos el gran problema que surgió anoche y que estuvimos hasta muy tarde”, señaló. El problema, para Zeballos, “es la falta de comunicación: no informan absolutamente nada”.
Consultado por Infobae, el ministro de Minería provincial, Felipe Saavedra, aseguró que la empresa notificó al gobierno en forma inmediata sobre el incidente, antes de mediodía del domingo, y que en estos momentos están investigando las causas que lo produjeron. Para el ministro, si bien la empresa cumplió con los protocolos de seguridad, “se demoró” prácticamente un día en comunicar lo ocurrido a la población, lo que generó incertidumbre. “A las 12 salió la gente del ministerio a investigar lo ocurrido”, dijo, y desmintió categóricamente que el derrame haya causado la falta de agua potable en Jáchal: “El hecho sucedió a 300 kilómetros de la ciudad de Jáchal. El agua potable de la ciudad viene de otra cuenca, por un acueducto que sale de una perforación. Tampoco hay contaminación en los ríos cercanos al proyecto”.
Para Diego Moreno, director general de la Fundación Vida Silvestre, si bien no se puede evaluar la magnitud del derrame, porque “hay muy poca información”, “el tema preocupa porque es un riesgo que está asociado a este tipo de emprendimientos”. “Una cuestión llamativa es que el ministro de Minería es quien sale a hablar y no las áreas de medio ambiente. Queda reflejado la falta de participación que tienen”, sostuvo, y añadió que “la empresa lo que debería tener es un protocolo para actuar en este tipo de casos. Convocar a especialistas y llevar un mensaje claro a la gente”.
La mina Veladero, cercana a la localidad sanjuanina de Jáchal.
En cualquier caso, las suspicacias en torno a los verdaderos efectos del derrame surgen por la falta de información independiente: tanto la empresa como el Gobierno de San Juan promocionan la actividad minera, por lo que los ambientalistas desconfían de la información que proveen.
Por caso, Pía Marchegiani, directora de Participación de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales(FARN), señaló en diálogo con este medio que “existe un gran vacío de información: es imposible conseguir datos más allá de lo que dice la empresa”. “La Secretaría o el Ministerio de Minería son los mismos organismos encargados de promocionar la actividad y de controlarla, lo que genera dudas”, explicó. El problema es que se trata de actividades riesgosas: “lo que queremos debatir es qué tipo de riesgos queremos asumir como sociedad, qué minerales estamos sacando y a dónde van a parar”. “Hay provincias que prohíben el uso de cianuro; se debería ir tendiendo a limitar la actividad tan contaminante”, añadió. “En cualquier caso, frente al riesgo que implica la actividad, es vital que haya información independiente, producida por técnicos y científicos imparciales, desligados de los intereses de la empresa y el gobierno”, concluyó.
Compartir
Tiempo Consciente Cultura Sustentable - Información sobre salud, ecología, auto conocimiento y cultura