Bio Citi Hotel: calidez humana y respeto por los seres vivos por encima de todo

¿Querés tomarte unos días de relax alejado de la locura de los lugares tradicionales? Masajes ayurvédicos, clases de yoga, sala de meditación, rincón creativo para los niños y restaurante vege de comidas saludables. Ese lugar existe y está en Paraná, Entre Ríos.

Bio citi hotel

Una alternativa ideal para descansar cuerpo y mente

Son tiempos difíciles los que corren. La presión y velocidad con la que debemos movernos para cumplir con los múltiples compromisos diarios hacen que dejemos de pensar en nosotros y descuidemos a nuestros seres queridos. De a poco, y sin siquiera darnos cuenta,  empezamos a alejarnos de nuestra condición de seres humanos para convertirnos en máquinas que acatan órdenes.

Pero por fortuna existen lugares que nos permiten recuperar nuestra esencia y volver a las fuentes. Tal es el caso de Bio Citi Hotel, ubicado frente a la antigua estación de ferrocarril en Paraná, Entre Ríos.

Esta construcción de 1890 ha sido recientemente refaccionada pero no perdió su estilo. Aquel que invita a pasar unos días de paz y armonía en contacto directo con tu naturaleza. Y para tal fin, nada mejor que pisar la recepción y sentir que el suave sonido de mantras reemplaza al clásico ruido de un televisor. Un prometedor punto de partida que se suma al cordial saludo de bienvenida de la gente del lugar.

Nada es casual. El objetivo principal de la casa es brindar un espacio donde las personas puedan empezar a despertar su conciencia. Las acciones, servicios o actividades están orientadas a eso. Es acompañar en el proceso a todos los que llegan. Desde la atención, la alimentación, el amor por los animales o los beneficios de la meditación.

No es una tarea sencilla. Paraná es la capital de la provincia. Cuenta con una notoria afluencia de personas de distintas ciudades del interior, una gran actividad política y un destacado desarrollo deportivo a nivel nacional e internacional, lo que genera una importante concurrencia de personas de paso. Sin embargo nada está librado al azar. Bio Citi ofrece programas de inclusión para que todos tengan la posibilidad de renovarse interiormente.

Sala de recreación para niños.

Se escuchan algunos balbuceos de niños que provienen de una sala contigua. Es el rincón creativo, donde los pequeños dan rienda suelta a su imaginación con pinturas y cuentos.

Se los ve realmente felices haciendo algunos garabatos en compañía de sus padres. Otros rodean un pequeño estanque en el que resaltan nenúfares, lotos, peces y tortugas. La idea es inculcar un profundo respeto por los animales y la naturaleza.

Ya es mediodía. Momento ideal para confirmar que ese respeto por los animales también pasa por la alimentación.  Y es más que alentador encontrarnos con un restaurante 100% vegetariano identificado con una cocina saludable con menús caseros con distintas orientaciones (crudivorista, macrobiótica, ayurvédica, vegana, ovolactovegetariana, es decir accesible a los diferentes estados de consciencia). La alimentación en Bio Citi va mucho más allá que un lindo plato de comida.

Los huéspedes interactúan entre sí. Se los nota distendidos, de muy buen humor. Es una gran familia. Quienes llevan más de 3 noches y realizaron diversas actividades dentro del hotel, encuentran una inexplicable sensación de bienestar, de alegría, de placer profundo y de agradecimiento a la vida.

Y ya que hablamos de actividades tenemos el agrado de informar que hay muchas y muy variadas.  Una exclusiva sala de meditación para huéspedes. Para los recién iniciados se brindan meditaciones guiadas. Los expertos tienen la posibilidad de utilizar esa sala durante las 24 horas. Clases de yoga y masajes ayurvédicos son otras opciones imperdibles. Actualmente todos los visitantes pueden realizar un paseo cultural a pie con guía sin cargo. Otras opciones son las excursiones a la reserva de aves, un circuito por los importantes parques de la ciudad o también visitas a las villas y aldeas vecinas.

La oferta hotelera en general se identifica por la mayor o menor calidad y/o cantidad de servicios que dicha propiedad puede brindar al huésped. En este caso lo más importante y valioso que lo distingue, es la atención y predisposición del equipo humano para atender a las personas que visitan Bio Citi. 

Esa gran predisposición va más allá de las personas que se hospedan. Bio Citi  cuenta con un salón multipropósito que ofrece sin cargo a aquellas personas que quieran realizar una charla o evento abierto a la comunidad, donde lógicamente el mensaje sea el apropiado. En esos casos la misma gerencia se encarga de notificar a los medios y suele pedir alimentos no perecederos o pañales que luego serán donados al hospital de niños, comedores u hogares de la zona.

La cantidad de público que pudiera llegar a asistir no es problema, ya que si algo sobra es espacio. Incluso si es que quieren pasar la noche. Hasta 120 personas en cuchetas y 65 en camas comunes. En todos los casos adaptables  a las necesidades específicas de cada grupo. Ventilador, aire, calefacción. Y la ubicación, a escasas 7 cuadras de la peatonal, no podría ser mejor.

El sol baja y debemos partir. Incluso en contra de nuestra voluntad. La amena visita abrió un lugar destacado para cuando tengamos la  oportunidad tomarnos unos días de descanso. Dicen que para que no pase siempre lo mismo hay que hacer algo distinto.

Visitar Bio Citi hotel es sin dudas un buen punto de partida.

Los interesados pueden visitar el sitio web http://biocitihotel.com/ o enviar un mail a Gerencia gerencia@biocitihotel.com

 

 

Compartir
Tiempo Consciente Cultura Sustentable - Información sobre salud, ecología, auto conocimiento y cultura